Charraben en el primer numero de la nuestra rebista chistabina de bels fechos de la istoria d´este lugar, dende la leixana Pre-istoria basta l´alba d´es años 1800. Per alí ban pasar chens d´antes d´es romanos, bisigodos, moros y musulmans, bispes y prinzesas, caballers, siñors y reis mediebals, sin deixarnos  a´s chistabinos d´alabez, que ban tener qu´apencare con toz es mals que feban ixes presonajes (¡no berez atra cosa, siempre es d´abaixo so frindo las alcurrenzias y las simplezotas d´es d´alto!)
Allegaus al 1800, cal fer acordanza de la clamada Guerra de la Independenzia (1808-1814) contra l´inbasor franzés, tamién nombraus como “gabachos” per la chen común española d´alabez. Entraus ya per tot el país, en mayo de 1808 s´heba replegau la Chunta de Defensa de la bal de Chistau, ta la que ba acudire l´alcalde de Chistén, que se deziba  Chuaquín Bielsa. Esta Chunta ba contar con la aduya de bels melitars como el comandán Sangenís, y ba tener el mandau del mairal gran d´Aragón, el cheneral Palafox, de no deixar pasar a´s franzeses per´s puertos de la bal. No ban poder fer cosa, y la bal y el lugar Chistén ban estar ocupaus per aquers ta fins de noviembre de 1809. Dende ixe diya y basta la fin de la guerra, se ban amontonar es fechos d´armas, con la suya partizipazión de guerrillers y partidas de civils armaus, que ban estricallar güena cosa de collas de soldaus franzeses, basta que ba cayer l´ultimo bastión “gabacho” en la redolada, el lugar de Benás, t´abril de 1814. En ixas añadas ba fer la guerra per astí el 2º Regimento d´altoaragoneses (7º de la Dibisión Nabarra) que, baixo el mando del reconoixído guerriller y, dimpués, melitar liberal, el cheneral Espoz y Mina, ba abentar d´el Sobrarbe la presenzia franzesa.
No i heban pasau guaires años que, un atra bez, se ban sentire tiros per las penas y las tucas chistabinas. Es estalapurzios entre es entripaus rialistas y es liberals per toda la nazión (1821-1823), y, sobre tot, las guerras carlistas  (1833-1840, y 1872-1875) farán qu´este país fronterizo torne a estar camín de paso ta las tropas del gobierno liberal de la rechente María Cristina y de las collas carlistas, camín que emplegaban como lugar de comunicazión de las suyas tierras prenzipals, Nabarra/Bascongadas y Cataluña, y, tamién, como trestallo o alcurze ta escapar-se cara Franzia. Bien conoixida ba estar la bilanía de cuasi doszientos nabarros que, estando desertors de la clica del melitar carlista Guergué, se ban presentar en Chistén en agosto de 1835 y ban campar per ixes mons bela temporaeta (¿ixe gosaría estar l´origen del nombrau “Plano es Carlistas” en el panar de Lisiert?).   
Antes de la siguién tatibola carlista, tamién fará una güelta per la bal el cheneral Prim, que dispués faría la Revoluzión de 1868 contra la reina Isabel II. Se conoix que gosaba fuyir a escape cara Franzia perque l´heba feto mal prebo bela d´aquelas conspirazions que yeran algo cuasi de toz es años per aquers tiempos. En ixa fuyida ba tener la aduya d´aquel famoso mosén Bruno Fierro de Sarabillo, del que tantas falorietas y cuentos se dizen encara.
Rematarén esta chicota amostranza con la guerra carlista de 1872-1875, que tamién ba tener como actors al Sobrarbe y a la bal chistabina. Ta aquers años, ban estar es soldaus del cheneral carlista Dorregaray es que, fuyindo de Cataluña cara casa, t´al País Basco, d´antes conoixido como probincias Bascongadas, ban esnabesar la comarca, ocupando l´Aínsa, entre atros lugars. Per  San Chuán y Chistén, en setiembre de 1873, ba escapar ta Franzia un atro melitar, el coronel Ribera. (¡Cal que s´en fartasen, toz beniban a parar per  estes mons!... ¡ Pensaz en aquelas güenas chens cuan biesen allegar ixes ombres bien apercazaus d´armas y, de seguro, con güena fambre! ¡ Güen espanto llebarían al bie-los!...)
Ya cuasi hen arribau a 1900, y el tendrén que deixar ta más ta debán. Si t´os paix, cuan empezipie a fer calor nos tornarén a bier y, si querez o t´os fa goy, podrez leyer bela cosa cuentos o istorias ta estar enchugardidos bel ratet. ¡Au, basta atro momento. 

( La informazión con la que he feto este troballo la podez trobar en la obra “Comarca del Sobrarbe”, coordinada per Severino  Pallaruelo, Colección Territorio 23, DGA pp. 145-156)